Utilización correcta de los utensilios de comida
Alimentos

Utilización correcta de los utensilios de comida

alimentos, para que evitéis las intoxicaciones alimentarias, además es importante que conozcáis como usar correctamente los utensilios de cocina, con los que manipuláis cada producto.

Todos los utensilios, cuchillos, trapos y tablas para cortar deben estar limpios. Además se debe prestar atención a los envases en los cuales almacenáis vuestros alimentos, lavándolos periódicamente, ya que al cuidar de manera correcta los utensilios, la manipulación de los alimentos es más segura.

Las bacterias suelen alojarse en cualquier lugar en la cocina, ya sea en las superficies, las esponjas, tablas para cortar, los utensilios e incluso las manos. Por tal motivo es de vital importancia mantener un estado de limpieza pleno, sobre todo cuando se trata de tratar con alimentos crudos, porque son una fuente de contaminación.

Utilización correcta de los utensilios de comida

Además de evitar que vuestros alimentos se contaminen, vais a evitar enfermedades causadas por lo mismo, por ello es importante mantener todo aseado. He aquí algunos consejos para que mantengáis la higiene en vuestra cocina:

  • Lavaros las manos con jabón y agua caliente, esto lo vais a realizar antes y después de manipular los alimentos, también luego de ir al sanitario o tocar algún animal. También es importante que mantengáis las manos secas.
  • Lavar las tablas para cortar, los platos y los utensilios con agua caliente y jabón, luego de preparar los alimentos.
  • Preferiblemente utilizad papel desechable para secar los utensilios, en caso de que utilicéis trapos lavadlos con frecuencia, empleando agua caliente.
  • Evitad dejar trapos sucios y/o mojados en la cocina, tanto en las superficies como colgando, ya que las bacterias crecerán y se esparcirán en todo el entorno.
  • Utilizad tablas para cortar que no sean porosas, ya que esto facilita el incremento de gérmenes y bacterias.
  • No coloquéis los alimentos en superficies mojadas.

También es importante mantener los suelos, los armarios, fregaderos, las baldosas o los fogones, limpios e incluso vuestra ropa. Ya que todo forma parte importante de la seguridad alimentaria. De esto dependerá la inocuidad de vuestros alimentos.

Otras fuentes de contaminación pueden ser los envases en los que almacenáis productos como el azúcar y la sal, para evitar esto debéis vaciarlos constantemente y lavarlos bien, con agua caliente y jabón, evitando la acumulación de restos y el crecimiento de patógenos.

Al igual que productos como carnes crudas y leche, también las verduras, deben cocerse a más de 65º C para exterminar cualquier microorganismo que pueda afectar nuestra salud.