Como saber cuándo un alimento está fresco
Alimentos

Como saber cuándo un alimento está fresco

Todos los alimentos pasan por un proceso de descomposición, algunos más rápido que otros y dependiendo de las circunstancias, en la mayoría se debe a la falta de refrigeración, una manipulación inadecuada o al largo tiempo que pasan en los anaqueles esperando a ser utilizados.

Lo ideal es evaluar las características década alimento, ya que si están en mal estado podría traer consecuencias tanto a vosotros como a vuestra familia, además un alimento fresco contribuye al buen estado de la salud, aportando vitaminas y minerales. Es por ello que aquí os traemos una serie de consejos para que adquieras los alimentos ideales y no te lleves una sorpresa al llegar a casa.

Como saber cuándo un alimento está fresco

Al momento de llegar al establecimiento donde vais a comprar los alimentos, lo primero que debéis observar son las condiciones en cuanto a higiene del lugar, fijándote en la frescura y en cómo se manejan los productos, además de leer las fechas de caducidad y examinarles muy bien antes de comprar.

He aquí unos consejos para que verifiques el estado de frescura de tus alimentos de acuerdo a las categorías principales:

  • La carne, fijaos bien en el aspecto el cual debería ser húmedo, de color rojizo, con una consistencia firme, un olor agradable, sin que tenga mucha grasa. Si observáis que la carne posee un color amarillo, esto quiere decir que la grasa se ha oxidado y por lo tanto la misma no es fresca.
  • El pescado, debéis fijarte bien en que los ojos estén brillantes, la carne tenga consistencia firme, sus agallas posean un color rojizo, olor agradable y sobre todo que las escamas se encuentren húmedas y brillantes, todo esto denota que está fresco.
  • El pollo, para saber si está en buenas condiciones es importante que reconozcáis si tiene un color blanquecino, buen olor, los huesos aun sanguinolentos y la carne presenta una firmeza acorde.
  • Los lácteos, lo principal en que os debéis prestar atención es en el envase, que se encuentre totalmente sellado e intacto, e incluso se debe oler para detectar cualquier olor extraño, además en algunos casos si no está fresco se pueden notar esporas de moho.
  • Hortalizas, se deben observar muy bien para que os detectéis si poseen signos de descomposición, tales como: agujeros o presencia de moho, teniendo la cascara lisa, suave y brillante, además si poseen un tallo el mismo debe estar verde.
  • Huevos, lo ideal es que los rompáis en un plato para ver el color de la yema que debe ser amarilla y la clara que debe estar totalmente transparente, sin presencia de partículas raras.