Recetas

Como preparar un buen arroz

Aunque sea difícil de creer existen muchas personas que aun no saben cómo preparar arroz, lo cual es muy sencillo, siempre y cuando sepáis las técnicas para elaborarlo. El arroz es uno de los cereales que mas consumimos, ya que contiene almidón, que es un hidrato de carbono, y nos aporta gran cantidad de vitamina B y diversos minerales.

Es recomendable que consumáis arroz al menos 2 veces por semana. En las personas con hipertensión es recomendable, pues tiene un bajo contenido en sodio, ayuda a controlar el colesterol, sobre todo si se trata de un arroz integral.

Como preparar un buen arroz

Para que preparéis un buen arroz, vais a necesitar: una taza de arroz, dos tazas con agua, una cucharadita con sal, una con aceite vegetal o de oliva y un diente de ajo, siendo este último opcional.

Lo primero que vais a hacer es tomar una cacerola, donde colocareis el aceite, calentándolo para luego sofreír el diente de ajo. Seguidamente vais a agregar el arroz, con la sal, removiendo bien hasta cubrirlo completamente con el aceite y sofreírlo un poco.

Luego vais a añadir las dos tazas de agua, cabe destacar que por cada taza que agreguéis de arroz van a ser dos de agua, esto varía de acuerdo a la cantidad que necesitéis cocinar. Una vez añadida el agua, colocad a fuego vivo para que hierva, cuando esto suceda vais a disminuir la llama, dejándolo cocinar a fuego lento y vais a tapar la cacerola, al menos 20 minutos.

Cuando haya pasado el tiempo, comprobad que el arroz este en su punto o si necesita un poco mas de cocción. Una vez listo lo vais a retirar del fuego, dejando reposar un rato. Y ya está, vuestro arroz estará cocido y listo para que os sirváis.

Para la preparación de vuestro arroz, es importante que toméis en cuenta los siguientes aspectos:

·         El tipo de arroz qué vais a utilizar, preferiblemente elegid uno de grano medio, que es el tradicional.

·         Buscad una cacerola en la que la comida no se adhiera.

·         Siempre tened en cuenta la proporción del agua, por cada taza de arroz agregad dos de agua.

·         Vigilad mientras vuestro arroz se cocina, ya que cuando comience a hervir debéis colocar inmediatamente a fuego lento, con el fin de que el agua no se evapore rápidamente, evitando de esta manera que se peque a la cacerola o queden los granos duros.