Como hacer un desayuno perfecto
Cómo se hace

Como hacer un desayuno perfecto

El desayunar bien ayuda a que tengáis energía durante todo el día, aportando grandes nutrientes, además de contribuir a que tengáis un peso equilibrado, y a llevar una vida mucho más saludable porque es la comida más importante durante el día.

En ocasiones no se cumple con este parámetro, ya sea por el trabajo o los hábitos de la persona, muchas veces se debe al poco tiempo que tengáis antes de salir, y en la mayoría de las personas un desayuno se reduce solamente a un café, por esa misma razón. Esto ocasiona malestar y falta de energía, que en algún tiempo podría generar otras complicaciones.

Como hacer un desayuno perfecto

Primero que nada debéis tener en cuenta los siguientes aspectos:

  • Si no tomáis el desayuno podéis experimentar: Falta de concentración y mal humor, debido a la carencia de glucosa para la alimentación cerebral.
  • Tened en cuenta que vuestro cuerpo lleva 8 horas en reposo y no ha recibido ningún alimento.
  • El desayuno aporta las vitaminas y minerales necesarios para afrontar el dia.
  • En los niños, el no tomar el desayuno podría interferir en su desarrollo, tanto físico como cognitivo.
  • Si desayunáis equilibradamente, vuestro peso se mantendrá en un valor saludable.

Para realizar el desayuno perfecto, lo ideal es incluir alimentos que sean alcalinos, como un zumo de naranja o limón, también podéis beber un té blanco y comer una manzana juntos, ya que aportan los efectos del café.

Por otra parte, es importante que consumas cereales, ya que al momento de tomar carbohidratos son la mejor opción, entre ellos están: la avena, la quinoa, la cebada, tostadas de pan integral. Evitad consumir cereales refinados, sustituyéndolos por los naturales que traen beneficios a la salud.

No combinéis alimentos dulces con salados, ya que los azucares son fáciles de digerir, pero si agregáis sal, será más difícil que el estomago digiera los alimentos, porque se vuelven más pesados, quedando los azucares y causando inflamación.

Lo ideal es evitar las proteínas al desayunar, para que la comida sea menos pesada, en su lugar comed ensaladas de fruta con germinados de soja, también podéis incluir nueces, que tienen la capacidad de aportar energía al cerebro. Consumid una leche preferiblemente de soja o de almendra.

Por ultimo debéis sentarte a comer, para que vuestro estomago se acostumbre a la comida y pueda digerir de modo adecuando, además que al masticar sin prisa, vuestro cuerpo recibe los nutrientes que necesita, aportando así más energía.

Una opción para el desayuno perfecto podría ser: 2 tostadas con queso ligero, un vaso de leche de soja o avena y una taza de piña natural en trocitos. También podría emplearse cereales, jugo natural y avena.